Nacer y morir. La vuelta a casa

No hablemos de muerte ya que esta palabra significa la destrucción del cuerpo físico. Hablemos de que somos energía, de que somos espíritus eternos.
Estamos de paso y como tal al dejar nuestro cuerpo físico, nos liberamos de él, para fusionarnos con la libertad de sentir que formamos parte del todo, es decir del universo. Allá sólo sentimos compasión, humildad y amor incondicional.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexiones para Pensar. Los cuatro miedos de la vida. Haz tu Camino@Francisco Saiz