RESPIRA

Respira, respira.Estás sentado en medio del bosque.

Siente como llenas los pulmones de aire.

Coges energía y la administras por todo el cuerpo;

desde los pulmones pasando por todos tus centros energéticos.

Ahora cierra los ojos y haz tres respiraciones profundas.

Sueltas tu cuerpo poco a poco. Cada vez te pesará menos, menos....

Liberas tu mente y te dejas llevar por tus pensamientos.

Céntrate en el primero que te venga.Tu eres el protagonista.

Cuando acabes, vuelves hacer tres respiraciones profundas.

Ya puedes levantarte!

Comentarios