RESPIRA

Respira, respira.Estás sentado en medio del bosque.

Siente como llenas los pulmones de aire.

Coges energía y la administras por todo el cuerpo;

desde los pulmones pasando por todos tus centros energéticos.

Ahora cierra los ojos y haz tres respiraciones profundas.

Sueltas tu cuerpo poco a poco. Cada vez te pesará menos, menos....

Liberas tu mente y te dejas llevar por tus pensamientos.

Céntrate en el primero que te venga.Tu eres el protagonista.

Cuando acabes, vuelves hacer tres respiraciones profundas.

Ya puedes levantarte!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nacer y morir. La vuelta a casa. Camino de la Sanación@Francisco Saiz+34-646-628-346