RESILENCIA

Es como un proceso tanto biológico como psicoafectivo y social, que permite empezar un nuevo desarrollo después de sufrir un trauma.

Cuando a alguien le sucede una desgracia, un trauma psíquico, no es capaz de pensar, es como si su mente se convirtiera en hielo. Con un adecuado desarrollo, que le otorga la resilencia, vuelve a empezar de cero. No es el desarrollo natural del ser humano, es otro nuevo.

Cuando eres adulto, el cerebro es menos plástico, pero tus recuerdos anteriores al trauma son más fuertes, y las conversaciones con amigos o especialistas pueden conseguir que esos recuerdos anteriores se impongan al trauma.

Tanto en niños como en adultos es muy importante reconocer y hablar de lo que ha pasado; es un paso clave.

Boris Cyrulnik. Neuropsiquiatra

Comentarios